Adobe además de sugerir a sus clientes que actualicen las últimas versiones de estos programas a través de Creative Cloud Desktop, advierte que el no hacerlo podría llevarles a sufrir posibles acciones legales: «Tenga en cuenta que, si continúa utilizando las versiones anteriores, puede correr el riesgo de posibles reclamaciones de infracción por parte de terceros», explican.

Tanto para Adobe Photoshop, Adobe Illustrator y Adobe Indesign.