La serie Bridge de Pantone nació como una solución a los diseñadores multidisciplinares, cuyos proyectos abarcan distintos ámbitos del universo gráfico. En estos casos es preciso contar con una guía Pantone Solid (más específica para trabajos de diseño de branding y packaging) y una guía Pantone CMYK (más dirigida a trabajos de editorial : ilustración, carteles, calendarios, flyers, catálogos, libros…). Así, la Pantone Bridge une dos universos en un mix que como su nombre indica, hace de puente entre la serie Solid y la CMYK.